Reformas aprobadas a la Ley Electoral de Honduras podrían beneficiar al partido oficialista

Para Mi Gente Informa Óscar Ortiz Barahona, desde Tegucigalpa, Honduras.

La reforma a la Ley Electoral debe marcar un proceso de cambio y transparencia para futuras elecciones generales en Honduras, lamentablemente no lo es, ya que ha despertado críticas. Estas nuevas normativas pueden que solo beneficien a los partidos políticos con mayor caudal económico y político, mientras los medianos y pequeños quedan desprotegidos.

Una figura importantísima es una segunda vuelta electoral para elegir presidente, pero no fue ni siquiera parte de la negociación, por lo cual diversos partidos y organizaciones políticas cuestionaron estos cambios que solo favorecen al oficialismo.

Partidos políticos de Honduras, criticaron fuertemente las reformas de la Ley electoral, ya que según las opiniones solo benefician a las organizaciones políticas con mayor capacidad económica. 

Aciertos y desaciertos

El diputado Fernando González del Partido PINU aseguró: “Este mecanismo limita la participación democrática principalmente en un año electoral como el que vivirá Honduras, lo que sucede es que es una ley sin cambios de fondo lo cual no servirá de mucho”.

Los cambios aprobados no constituyen una modernización ni garantizan transparencia, porque los partidos con mayor representación seguirán manipulando los resultados a su antojo. Según el aspirante presidencial Yani Rosenthal del Partido Liberal: Lo calificó como “viejas mañas”. “Si Honduras desea mejores gobiernos, necesita una mejor Ley Electoral”. 

El reconocido candidato de oposición y líder del Partido Liberal también agregó: “Lo correcto es la segunda vuelta electoral, pero el partido nacional se opone y entonces hay división de interés por cada partido en contienda”.

Las supuestas reformas a la Ley Electoral en Honduras no garantizan transparencia, ya que los partidos pequeños no cuentan con representación en las mesas de votación.

A estas críticas también se le agregaron las posturas de los líderes de los partidos minoritarios, quienes señalan ser afectados al no tener una representación en las mesas de conteo de votos. Para el exmagistrado del Consejo Nacional Electoral, estas reformas solo tienen un beneficiado, el partido oficial.

Reformas a medias

Por último, los cargos de presidente, secretario y escrutador en las mesas van a ser rotados por los tres partidos de mayor volumen electoral de las últimas elecciones, teniendo únicamente dos vocales que de manera aleatoria van a integrar la mesa, además tendrán “voz y voto”, explicó el presidente del Congreso Nacional en Honduras, Mauricio Oliva.

Yani Rosenthal, candidato por el Partido Liberal de la derecha, dice que estas reformas fueron realizadas para favorecer al partido político de turno, debido a que no habrá segunda vuelta y permitirá la manipulación de votos.

Uno de los últimos cambios a la Ley Electoral hará que los partidos políticos reciban ahora 59 lempiras (2,45 USD) por cada voto ganado, monto conocido como deuda política, que permitirá la subsistencia y el financiamiento estatal solo de las agrupaciones que cuenten con mayoría de electores.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *