Periodistas en El Salvador denuncian espionaje y ataques cibernéticos

Para Mi Gente Informa Silvia Hernández, desde El Salvador

“Hemos mostrado nuestra preocupación ante los graves retrocesos en cuanto a los derechos de libertad de expresión, prensa y acceso a la información pública, y esto lo evidenciamos en los últimos hechos con respecto al espionaje contra los periodistas y en específico contra El Faro, Gato Encerrado, El Diario de Hoy, La Prensa Gráfica y otros”, dijo la periodista salvadoreña, Mónica Rodríguez.

“Es intolerable, eso compromete la libertad de expresión, compromete la libertad de prensa en el país”, destacó César Fagoaga, presidente de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES). 

En enero El Faro denunció que varios teléfonos celulares de sus trabajadores se encontraban bajo espionaje, entre ellos reporteros, editores y otros empleados.

Esto habría ocurrido entre julio de 2020 y noviembre de 2021. APES considera que la decisión de espiar es del Ejecutivo y lo hace a través de Pegasus, un software que solo es vendido a gobiernos.

Israelí NSO Group, es quien distribuye el programa de espionaje telefónico Pegasus por todo el mundo y  se ha visto envuelto en polémicas. Con el mismo, ha trascendido se puede rastrear a terroristas, cárteles de narcotráfico, activistas de derechos humanos, periodistas y otros.

“Mi teléfono estaba intervenido por Pegasus, también otros periodistas. Las personas intervenidas con Pegasus no necesitan intervenir sus cuentas de WhatsApp porque les están viendo en vivo todo lo que está en el teléfono”, sostuvo en un espacio de entrevista de televisión, Nelson Rauda, periodista de El Faro.

“Pedimos que haya una investigación seria, habría que tomarle la palabra a la secretaría de Comunicaciones del Gobierno para que exista una investigación independiente y que se determine de dónde viene este ataque”, expresó.

GOBIERNO NIEGA EXISTENCIA DE PEGASUS

“El Gobierno de El Salvador no está de ninguna manera relacionado con Pegasus y tampoco es cliente de NSO Group”, acotó la secretaria de Comunicaciones, Sofía Medina.

“Reitero que el Gobierno de El Salvador no tiene los recursos ni las licencias para utilizar este tipo de software (Pegasus)”, puntualizó.

El 14 de enero de 2022, la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) interpuso dos avisos ante la Fiscalía General de la República (FGR), por espionaje en contra de varios periodistas y por la vulneración de información en grupos de WhatsApp.

LA IMAGEN DEL PERIODISTA PARA LLEVAR A CABO LOS ATAQUES CIBERNÉTICOS 

Yoni Azenón, radicado en Estados Unidos, aparece como el autor de todos los ataques. Sobre ello, el periodista ha rechazado categóricamente estas acciones y dice que su imagen ha sido usurpada. 

“El hackeo a cuentas de WhatsApp empezó a ocurrir el 13 de enero, un día después de que denunciáramos espionaje contra periodistas con el software Pegasus y eso nos preocupa”, dijo el presidente de APES, César Fagoaga.

COMPARTO MI EXPERIENCIA

Como el resto de periodistas mi cuenta de WhatsApp trato de ser vulnerada en múltiples ocasiones, sin embargo, los hackers no lo lograron dado que tenía activo la verificación en dos pasos, una función existente desde principios de 2017. La verificación en dos pasos protege el registro de tu número de teléfono en otra terminal, y el segundo paso es un código PIN que eliges tú mismo al activar la función, en lugar de ser un SMS o un código en una app como Authenticator.  La verificación en dos pasos, es básicamente una protección para el registro de tu teléfono.

El 15 de enero de 2022, registre el primer intento de hackeo.  Un mensaje cayó a mi celular y me advertía que alguien estaba intentando registrar mi cuenta de WhatsApp a un dispositivo nuevo.

Dado que no funciono, los hackers utilizaron otras opciones, como realizar llamadas que, si hubiese contestado, automáticamente toman la cuenta y envíos de correos de voz, sin embargo, ignore todas las llamadas y mensajes. Al iniciofue frustrante durante horas, deje de usar el celular, por temor a contestar erróneamente una llamada o un mensaje de voz.

Solo el 15 de enero recibí cuatro llamadas tarde y noche, pero estas continuaron en horas de la madrugada, seguido los correos de voz.

 Segundo intento el 16 de enero de 2022, a las 12:26 a.m. nuevamente mi cuenta de WhatsApp, estaba siendo registrada a un nuevo dispositivo, con código de área de El Salvador.

Hubo un nuevo intento de registrar mi cuenta en otro dispositivo.  También desde otro número con código de area de El Salvador.

Como mi caso, hubo al menos tres más.  Casi una veintena de ataques fueron registrados por la APES, a finales del mes de enero.  Cuando la cuenta es hackeada, quien está tras la acción cambia la foto de perfil, envía un pequeño mensaje haciendo saber al resto de integrantes que la cuenta ha sido vulnerada y dado a los riesgos, todos en cuestión de segundos abandonan los grupos.

Cuentas institucionales cuyos integrantes son periodistas, entre ellas la Fiscalía, Cuerpos de socorros, y otras, también fueron hackeadas. Si bien hay registros de los ataques cibernéticos, se desconoce quiénes son los responsables.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.