La vivienda en El Salvador

Por German Romero

El último censo de población y vivienda que se desarrolló en El Salvador data del año 2007, han pasado 14 años de esa medición que arrojó datos en materia de vivienda, que a la fecha pudieron variar. El parque habitacional en El Salvador era de 1,668,227 viviendas, un incremento del 35% respecto del año 1992.

Esto significa que hubo un aumento de 432,039 Viviendas para ese entonces, pero en cuanto al déficit el censo arrojó un dato cuantitativo de 44,383 viviendas que hacían falta, siendo la capital, San Salvador la zona con el mayor déficit habitacional del país. Mientras que el déficit cualitativo ronda es de 315,918 viviendas. El déficit habitacional total de El Salvador era de 360,30

La Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples de El Salvador (2019) indica que la cantidad de hogares a nivel nacional asciende a 1,938,530, y que de acuerdo al tipo de vivienda, la mayor participación corresponde a los hogares que habitan en casa privada o independiente con el 95.7%; 1.1% en condominio; un 1.3% de los hogares habitan en pieza en mesón y un 0.9% lo hace en pieza en casa; El resto de los hogares (1.0%) habita en apartamento, casa improvisada o rancho.

El Fondo Social para la vivienda (FSV) en vos de la Ministra de Vivienda Michelle Sol, dijo en junio del año pasado en la Asamblea Legislativa que no existen datos actualizados sobre el déficit habitacional en el país, pero desde su llegada a la institución han trabajo por mejorar las condiciones de acceso de la población a una vivienda digna.

En la memoria de labores del primer año de trabajo se destaca que desde junio de 2019 a mayo del 2020, se resolvieron un total de 509 trámites de urbanización y construcción (para uso habitacional y no habitacional), que suponen una inversión estimada de $1,440,000.40.

Acceso a créditos

Uno de los primeros trabajos para mejorar el acceso a la población a una vivienda fue la reducción de las tasas de interés en el FSV, Se bajaron las tasas de interés para adquirir una casa nueva de precio menor a $25,000.00 enfocado a familias de hasta 2.5 salarios mínimos ($760.43 dólares). Hoy se puede contratar un crédito con esta entidad con una tasa del 3 %, todo dependerá del tipo de programa al que se tenga acceso.

Entre junio 2019 y mayo 2020 el FSV reportó el otorgamiento de 5,735 créditos por un monto de $107,740,000.00, que benefició a más de 24,000 salvadoreños.

La mayor demanda de créditos se concentró en vivienda usada con 3,719 créditos por un monto de $63,180,00, luego se posiciona la vivienda nueva con 857 créditos por $30,620,000; la vivienda FSV con 661 créditos por $7,110,00.00, mientras que otras líneas que agrupan los créditos otorgados en las líneas de construcción, financiamiento de deuda, reparación, ampliación y mejoras, lote e instalación de servicios y refinanciamientos, totalizando 498 créditos por $6,830,000.00.

Un dato interesante en este tema es que del total de créditos otorgados, el 53.5% se ha destinado a mujeres como deudoras principales. pero si se desglosan los créditos para vivienda otorgados por el FSV, la línea denominada: Vivienda FSV fue la más demandada por las mujeres, lo que representa el 58.4% de créditos otorgados, seguido por vivienda usada con un resultado del 55.5%.

Por zona geográfica los créditos se otorgaron más en la zona central de El Salvador con 4,284 créditos otorgados por $70,680,000.00, seguido por la zona occidental, que totalizó 858 créditos por $18,160,000.00, y 593 créditos por $18,900,000.00 se otorgaron en la zona oriental.

Esta entidad cuenta con siete programas de financiamiento para diferente tipo de necesidad y de vivienda desde la vivienda social hasta la vivienda de altura, siendo el programa Casa Mujer el que mayor demanda de crédito reporta con 1,136 créditos por un monto de $20.80 millones, mientras que el programa casa de altura es el de menor demanda con seis créditos por $550,000.

Vivienda de altura

Los créditos para vivienda de altura se mueven principalmente en el sistema bancario privado, ello tomando en cuenta de los precios de la vivienda vertical que ahora se ha vuelto en una tendencia principalmente en la capital Salvadoreña.

El presidente de la Cámara Salvadoreña de la Construcción, CASALCO, Luis Dada, tienen un portafolio de proyectos que ronda los $1,000 millones, la mayoría construcción de edificios de apartamentos de lujo.

“El crecimiento en vivienda es bastante y Casalco promueve alrededor de 1,000 millones de dólares en proyectos de inversión privada que se encuentran en todas las etapas y procesos de aprobación, hemos gestionado ante al gobierno la agilidad en los procesos para que esto comience a la brevedad posible y esto generará empleo directo e indirecto” dijo el ejecutivo.

Durante la pandemia se debió suspender la construcción en todas sus formas, lo que no se detuvo de acuerdo con Dada fue la venta de los proyectos habitacionales, esto tomando en cuenta que ahora los hogares también se han convertido en las oficinas de muchos salvadoreños, por lo que la demanda en vivienda ha crecido, especialmente la vivienda en altura.

El sector privado de la construcción también quiere aportar a los proyectos de vivienda para los estratos sociales medios y de interés social.

“Nuestro país es pequeño y no hay mucha disponibilidad de tierras por lo que debemos pensar en vertical y estamos viendo la posibilidad de proyectos de cuatro niveles en vivienda de interés social, para lo cual se hacen los análisis de cuál es el proyecto más viable y que sea de menor costo de vivienda que permita la mayor accesibilidad” expresó Luis Dada. La industria de la construcción ha sido al igual que el resto de actividades económicas, afectada por la crisis del covid-19, sin embargo las proyecciones son positivas y esperan duplicar el crecimiento que venían teniendo en los últimos años, después de la crisis económica del 2008 el sector venía creciendo 2 % anual y retrocedió a valores abajo del 15 % en el 2020, pero para este año la proyección es lograr un 4 % de crecimiento dijo el presidente de Casalco.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *