Industria de alimentos y bebidas crece pese a la pandemia

Por Giovanni Aldana para Mi Gente Informa

Uno de los grandes temores que surgieren el año pasado por la pandemia de Covid-19 y el encierro al que se sometió el país para evitar la propagación del virus, fue que se tuviera un impacto devastador en la economía guatemalteca.

Sin embargo, hubo sectores productivos que supieron sobreponerse a la contingencia y lograron tener resultados favorables. Uno de ellos fue el Sector de Alimentos y Bebidas, el que observó un crecimiento en sus exportaciones a Centroamérica de 5.9% en comparación al año anterior. Esto se tradujo en ventas por US$768.3 millones.

De hecho, el 48 por ciento de la producción total de alimentos y bebidas de Guatemala, se exportó a países centroamericanos. Los mejores clientes fueron El Salvador (18%), Honduras (14%), y Nicaragua con un 7.3 %. Costa Rica adquirió el 4.8 % y Panamá un 3.5%

Para la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas (CGAB), estos datos reflejan la importancia estratégica que tiene la región como un bloque, y cómo la Integración Económica de Centroamérica, el respeto al libre comercio, libre movilidad, y el cumplimiento a los acuerdos aduaneros, pueden ser una ruta de desarrollo sostenible. Como consecuencia puede tener un impacto positivo en los movimientos migratorios.

En cuanto a las importaciones, siempre en el área de alimentos y bebidas, Guatemala importó desde Costa Rica un 15.3%, de El Salvador un 12.3%, de Honduras un 4.5%, de Nicaragua un 2.9%, y las importaciones desde Panamá únicamente un 0.1%. El monto total de importaciones ascendió a los US$636.1 millones.

Según un informa de la CGAB el comercio centroamericano puede ser una herramienta para aminorar la migración irregular, en especial la que ocurre en el “Triángulo Norte”, ya que la industria de alimentos y bebidas genera encadenamientos de empresas, que se reflejan en la generación de más empleo y mayor oportunidad de crecimiento e inversión en las áreas que más lo necesiten.

Los productos más exportados

La CGAB reportó que los productos del sector de alimentos y bebidas que más se exportaron a la región centroamericana en 2020 fueron: Productos de galletería o panadería (5.1%), otras bebidas (3.7%), aceite de palma refinado (3.3%), salsas preparadas (2.9%) y aguas gaseadas o azucaradas (2.6%).

Así también preparaciones para sopas (2.5%), aceite de palma no refinado (1.9%), galletas dulces (1.8%), helados (1.6%) y confites (1.4%).

Además de la región centroamericana, los asociados de la CGAB hicieron negocios con otros mercados importantes, como México, al que le vendieron un 11% de su producción, mientras que a Estados Unidos llegó un 8%. Un 33% se envió a otros países. En total la producción guatemalteca de alimentos y bebidas alcanzó a 83 países.

El Salvador fue el principal comprador de aceite de palma refinado y también sin refinar, mientras que Honduras adquirió otras preparaciones de harinas, principalmente. Enrique Lacs, director ejecutivo de la Cámara, explicó que el comercio centroamericano puede convertirse en un instrumento para reducir la migración irregular, pues existen un gran potencial de generación de empleo al fomentar el crecimiento del comercio.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *