Huehuetenango, un tesoro escondido en la Sierra de los Cuchumatanes que te dejará impresionado

Para Mi Gente Informa, Mauricio Flores desde Ciudad de Guatemala

Resguardado por la imponente Sierra de los Cuchumatanes se encuentra el departamento de Huehuetenango, el cual se ha convertido en uno de los destinos turísticos preferidos por los visitantes tanto nacionales como extranjeros, pues posee un valor cultural y riqueza natural incomparables.

Está ubicado en el corredor turístico que comunica a Guatemala con México y cuenta con atractivos naturales y culturales en todo el departamento. Entre ellos, se encuentran las Ruinas de Zaculeu, la Sierra de Los Cuchumatanes, el Hoyo del Cimarrón, Laguna Brava, Laguna Magdalena, Cenotes de Candelaria, Río Lagartero, Río San Juan, Río Azul y el Mirador Juan Diéguez Olaverri. Asimismo, los pueblos Todos Santos Cuchumatán, San Juan Atitán y Chiantla, entre otros.

Paisajes inigualables

La tierra de José Ernesto Monzón el “Cantor del Paisaje” y del poeta Juan Diéguez Olaverri, se ubica a 266 kilómetros de la capital y es uno de lugares que no se pueden dejar de visitar durante la Semana Santa u otra época del año.

Quienes tienen la dicha de conocer este extenso departamento quedan maravillados por su increíble belleza y los invita a quedarse o regresar a este paraíso ubicado en el Occidente de Guatemala.

Entre las propuestas para visitar durante la “Semana Mayor” están:

Ciudad de Huehuetenango

Guarda vestigios del período prehistórico en el Parque Paleontológico Ttzi’kab’b’e. También es cuna de la civilización maya Mam, donde se ubica la más importante ciudad en el centro arqueológico de Zaculeu que data de la época posclásica. En su centro histórico se concentran los edificios principales de la ciudad, como el Ayuntamiento, una capilla colonial y diversas construcciones neoclásicas.

Otros de los atractivos de la ciudad de Huehuetenango son el Templo Minerva, de estilo grecorromano. Asimismo, cuenta con un colorido mercado, donde se pueden disfrutar los famosos chorizos huehuetecos y admirar los trajes tradicionales de la región.

Ruinas de Zaculeu

Es uno de los principales atractivos de Huehuetenango, se ubican a solo cinco kilómetros de la cabecera departamental. Están enclavadas en el corazón de la Sierra de los Cuchumatanes y son el resultado de la fusión cultural de la región.

Este sitio arqueológico está formado por una serie de plazas, pirámides escalonadas, templos y canchas de juego de pelota. Zaculeu fue un centro religioso durante el período Post Clásico Tardío y ocupa un lugar estratégico, ya que está rodeado en tres de sus lados por barreras naturales como ríos y barrancos.

A diferencia de otros sitios arqueológicos mayas, como los de Petén, las edificaciones aquí son bajas, planas y sin relieves o decoraciones. Hay un pequeño museo que despliega piezas de alfarería y esqueletos. El museo abre de ocho de la mañana a cinco de la tarde.

Para entrar al parque arqueológico se deben pagar Q50, en horario de 8:30 a 16:30.

Cenotes de Candelaria

Se trata de dos pozas de agua cristalina conectadas por una serie de ríos subterráneos. El agua, además de ser transparente, cambia de color de acuerdo con la estación del año, la hora y el viento, variando desde tonalidades turquesas a verdosas. Ambos cenotes tienen unos 30 metros de profundidad

Nadar, bucear o acampar, son algunas de las actividades que se pueden realizar en este centro turístico que brinda una vista inigualable. Se puede ingresar a pie o con vehículo de doble tracción. Están rodeados de una tupida vegetación y poseen altas paredes y formaciones rocosas.

Se localizan en el municipio de Nentón, a 45 minutos del casco urbano y a 135 kilómetros de la cabecera departamental, Huehuetenango. El precio para entrar es de Q100 por carro.

Laguna Brava

Otro de los atractivos del municipio de Nentón es la Laguna Brava, ubicada a 165 kilómetros de la Ciudad de Huehuetenango, la cual también es conocida como laguna Yolnabaj. Se ubica a más de 1 mil 100 metros sobre el nivel del mar y forma parte de una serie de más de 60 lagunas, lagos y cenotes que se distribuyen entre Chiapas (México) y el Noroccidente de Guatemala.

Las sierras que la rodean están cubiertas de una vegetación propia del altiplano guatemalteco, cuya característica principal es la neblina. Ambas condiciones aportan una singular belleza al paisaje del lugar. Además, a su alrededor se encuentran los Cenotes Ownhajab, de belleza similar a los de Candelaria. De igual manera, cuenta con senderos para caminar y también se puede acampar en sus orillas u hospedarse en alguna de las cabañas del sitio.

El Cimarrón

También está ubicado en Nentón. Es una inusual formación geológica que tiene 200 metros de profundidad y 170 metros de diámetro. Se cree que hace miles de años era un cenote, pero la versión más aceptada es que se formó cuando un río subterráneo erosionó la roca caliza formando una cueva, hasta que se derrumbó la parte superior, quedando el hueco expuesto. En el fondo, se aprecia un bosque frondoso de árboles de más de 30 metros de altura.

Para llegar al lugar se debe contar con un equipo adecuado y estar acompañado de un guía local. El costo para entrar al lugar es de Q30.

Río Azul

Río Azul es una bella corriente de agua que atraviesa gran parte del departamento de Huehuetenango, específicamente el municipio de Jacaltenango.

A lo largo de las riberas del Río Azul se localizan lugares para bañarse rodeados de vegetación. Es un paraíso fuera de lo común, ya que el agua es azulada y fría. Nace en el municipio de Concepción Huista, para luego unirse al Río Catarina, así como al Río Nentón, en el extremo noroeste del municipio del mismo nombre.

Laguna Magdalena

Es un lugar hermoso y muy tranquilo, justo para escuchar la naturaleza. Esta laguna es un verdadero paraíso, ya que el agua va cambiando de color dependiendo del sol y de la posición en la que se encuentre. Al iniciar la excursión se pueden observar enormes rocas, pinos y la laguna, pero, además, una hermosa catarata al final del manto de agua. El clima es frío debido a la altura. Se localiza en Chancol, municipio de Chiantla.

Nacimiento del Río San Juan

Este destino se encuentra en el municipio de Aguacatán, cuenta con senderos al aire libre y miradores muy cercanos al nacimiento de agua que brota desde los montes de los Cuchumatanes.En la actualidad se volvió un balneario en donde se puede disfrutar de este río y sentir una conexión extrema con la naturaleza.

Se recomienda llevar zapatos cómodos para caminar, calzado acuático y ropa para cambiarse. Alrededor de este lugar existen diversos hoteles para descansar y restaurantes que abren sus puertas desde las ocho de la mañana, de lunes a domingo. El ingreso para los guatemaltecos es de Q5 por persona.

Mirador Juan Diéguez Olaverri

Situado a 12 kilómetros de ascenso hacia Todos Santos Cuchumatán, este mirador es de los sitios más populares de Huehuetenango debido a que en él se puede apreciar una vista maravillosa de nubes, volcanes y mucha naturaleza pintoresca. Desde ahí se observan los volcanes Tacaná, Tajumulco, Santa María y Atitlán.

Además, cuenta con un pequeño restaurante que brinda una experiencia completa, con un café exquisito. La entrada es gratuita y está abierto las 24 horas, todos los días.

Todos Santos Cuchumatán

Este lugar es conocido por sus hermosos y pintorescos trajes típicos tradicionales. Cuenta con atractivos que permiten apreciar la cultura guatemalteca. Trajes rojos, camisa blanca, rayas azules, toques morados, se pueden observar solo en este sitio. Además, cuentan con muchas tradiciones como el baile del torito, desfiles, marimba, carreras de caballos y mucho más. Hay parques ecológicos, hoteles y restaurantes de comida típica. Este municipio se encuentra a 273 kilómetros de la capital y a 51 kilómetros de la Ciudad de Huehuetenango.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.