Honduras actúa de manera ilegal contra empresas guatemaltecas de lácteos

Guatemala lleva más de dos años pidiendo a Honduras realizar  una inspección a industrias locales para así obtener los permisos de exportación,  sin dar motivos claros los funcionarios de los gobiernos hondureño y guatemalteco parecen estar de acuerdo para atrasar los permisos. 

Para Mi Gente Informa, Vinicio Ramírez  desde Ciudad de Guatemala.

El Gobierno de Honduras se ha negado completamente a realizar una inspección a las empresas guatemaltecas exportadoras de lácteos, sin al menos dar una explicación en concreto sobre este retraso que afecta la economía de Guatemala al no poder llevar sus productos al extranjero, ante todo porque las industrias hicieron millonarias inversiones para poder suministrar a otros mercados centroamericanos.

Para lograr una explicación fueron consultados los encargados de temas económicos de Guatemala y Honduras, y  así conocer sus posturas acerca del porqué no se han inspeccionado las empresas guatemaltecas, requisito previo a exportar a Honduras, un trámite que está regulado por normativas centroamericanas y que no debe llevar más de 60 días, pero ya han pasado 900 días desde que fueron trasladadas las solicitudes.

El proceso es que las empresas trasladen las solicitudes a las autoridades guatemaltecas, las cuales deben enviarlas a las autoridades en Honduras, las que deben realizar las inspecciones a las industrias y verificar que cumplen con los requisitos de fabricación, sanitización y exportación, sin embargo, ante el asombro de los empresarios no se ha realizado la verificación y no se dan las razones de la negativa.

Posturas políticas de Guatemala y Honduras sin ayudar al comercio

Edith Flores de Molina, Viceministra de Economía de Guatemala, al ser consultada sobre el tema, y acerca de que el  país ya envió varias cartas oficiales pidiéndole al gobierno de Honduras que se realice  la inspección, resaltó algo que ya se sabe: “Los lácteos son un producto que requiere una aprobación antes de su comercialización, una cosa es Guatemala como exportador y otra una empresa como exportadora”.

De Molina agregó que hay que llenar una serie de requisitos y que muchas empresas no lo han hecho, lo que ha generado la impresión de un atraso. También indicó que se han acumulado las solicitudes guatemaltecas y que si una empresa no cumple con los requisitos atrasa a otras.

“Existen reglamentos que regulan una parte del proceso, pero no  todos los permisos que hay que llenar”, añadió. Molina, quien dejó ver que la  regulación para la importación debe ser integral  y no solo una parte, y cuando se hablan de productos de origen animal y vegetal, todavía en Centroamérica no se ha  llegado a acordar un reconocimiento de las condiciones sanitarias de todos los países, para mantener plagas bajo control. “Es un tema a discutir a nivel Centroamérica, porque en el avance de la integración se deben  considerar estos aspectos e ir eliminando  lo que está afectando la capacidad exportadora de la empresa en beneficio del comercio regional”, aclaró de Molina.

Ante lo expuesto por de Molina, Ramiro Pérez, Director Ejecutivo de la Asociación de Desarrollo Lácteos de Guatemala (ASODEL)  dijo que las solicitudes son individuales, no pueden mandarlas en bloque: “Los procedimientos de inspección son independientes, no son en combo. Los requisitos solicitados por Honduras son extemporáneos e ilegales, no es correcto limitar a las empresas su derecho de acceso a un mercado que deberían estar ocupando.  Las autoridades guatemaltecas permiten el abuso de las autoridades hondureñas y parece que las apoyan”, recalcó.

Al respeto, Enrique Lacs, Director Ejecutivo de la Cámara de Alimentos y Bebidas de Guatemala, CGAB, aportó: “Para atrasar el proceso el gobierno de Honduras está constantemente cambiando los requisitos para la inspección de las empresas guatemaltecas, eso es totalmente ilegal; además cada solicitud debe ser individual, no existen las colectivas. Los funcionarios guatemaltecos no deben prestarse al juego violando  las leyes”, aclaró.  Tanto Pérez como Lacs, contradijeron las afirmaciones de Edith Flores Molina.

Edith Flores de Molina, Viceministra de Economía de Guatemala

Honduras evita dar explicaciones profundas

David Alvarado, Subsecretario de Integración Económica y Comercio Exterior de la Secretaría de Desarrollo Económico de Honduras, expresó: “Todo es un proceso de homologación y según los avances se va a ir notando la simplificación, pero tenemos el desafío de seguir avanzando”, en esta forma  breve e incomprensible explicó la problemática y la negativa del gobierno de inspeccionar las plantas industriales guatemaltecas.

Por medio del Gobierno de Guatemala, los empresarios han enviado solicitudes de verificación por más de dos años, y según las normas Sanitarias en Centroamérica tras solicitarse este se tiene al menos 60 días para poder realizar una inspección en las empresas solicitantes, pero hasta la fecha aún se desconoce el motivo que lleva a los gobiernos de ambos países a atrasar el proceso.    

David Alvarado, Subsecretario de Integración Económica y Comercio Exterior de la Secretaría de Desarrollo Económico de Honduras, expresó

Guatemala debe pedir un proceso técnico internacional contra Honduras

Para solucionar la diferencia los empresarios piden un proceso técnico internacional contra Honduras, con el fin de integrar una comisión técnica a nivel regional que analice los requisitos que Honduras está solicitando y cuestionar los mismos (en cuatro oportunidades han cambiado los requisitos).  Tras ser escuchados se llegan a los acuerdos de buena fe y se establecen los tiempos y procedimientos.

“Desde hace meses la Viceministra de Economía de Guatemala Edith Flores de Molina debió haber llamado a realizar este procedimiento de consulta contra Honduras, que busca especialmente agilizar el comercio regional, pero no lo ha hecho. Esperaríamos que se inicie de inmediato“, detalló el Ramiro Pérez de ASODEL.

Pérez, agregó que todo esto es un obstáculo al comercio regional de parte de Honduras, país que exporta lácteos a Guatemala desde hace más de 20 años. “Parece ridículo que no sea recíproco, además las condiciones sanitarias son iguales en las dos naciones, no como se excusan los funcionarios de nuestro país”, recalcó. 

“Los funcionarios guatemaltecos no hacen valer el tema de una evaluación que debía hacerse desde hace 900 días; y Honduras cambia los requisitos constantemente lo cual es ilegal, aquí los dos tienen responsabilidades. Guatemala por no hacer valer el reglamento Centroamericano Sanitario y Honduras por poner obstáculos técnicos injustificados e ilegales”, sostiene Ramiro Pérez.

El director ejecutivo de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas, Enrique Lacs ha señalado en diversas oportunidades que esperan que estos procesos pueden ser mucho más ágiles y apegados a la norma centroamericana. Su incumplimiento injustificado ha provocado un retraso en el proceso de comercialización hacia Honduras y provocado pérdidas millonarios a los empresarios.

Enrique Lacs, director ejecutivo de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *