Gloria Porras, una magistrada, señalada

La abogada Gloria Porras se presentó el mayor número de objeciones en el proceso que se sigue para elegir a magistrados de la CC.

La actual magistrada de la Corte de Constitucionalidad, Gloria Porras, recibió 13 objeciones por parte de instituciones y personas particulares que consideran que no es apta para continuar en el cargo. Porras busca completar su tercer período en el máximo órgano constitucional. Pretende ser nombrada por el Consejo Superior Universitario de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

En la fase de presentar inconformidades, Porras recibió 13, Juan Carlos Godínez tuvo seis,  quien es cuestionado también por su presunta relación con Gustavo Alejos. Aunado a esto,  se plantearon tres contra la magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ)  Delia Dávila y dos contra el jurista Omar Barrios.

Gloria Porras, actual magistrada de la de la Corte de Constitucionalidad, recibió 13 tachas y objeciones que señalan que no es apta para seguir en el cargo que ostenta en la CC. Está señalada de fallos irregulares y fuera del derecho realizado durante los tres períodos que ha sido magistrada en la CC.

Detalle de las objeciones

Dos de las objeciones contra Porras fueron presentadas por Ricardo Méndez Ruiz, de la Fundación Contra el Terrorismo. Una señala que la magistrada favoreció a Fanuel García, actual director del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF)  al resolver que el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS)  le reembolsara gastos realizados por una cirugía efectuada en Estados Unidos.

“En el año 2013, Fanuel García sufrió una dolencia cardiaca. En el IGSS le recomendaron que se interviniera quirúrgicamente, pero él, por iniciativa propia viajó a los Estados Unidos, se practicó una intervención del corazón, operación que tuvo un costo de Q250 mil. Luego intentó cobrar esa factura al IGSS, al negarse el Seguro Social llevó el caso a proceso y la CC lo amparó para que le reembolsarán esa suma”, explicó Méndez Ruiz.

La segunda objeción presentada es que el esposo de Porras es asesor en una municipalidad de Jutiapa, que tiene, presuntamente, vínculos con el narcotráfico.

También acudió al Consejo Superior Universitario el exdiputado Fernando Linares Beltranena. Planteó dos objeciones contra Porras, en la primera, consideró que fue electa magistrada de forma irregular, con la venia del exembajador de Estados Unidos en Guatemala, Todd Robinson.

Una de las objeciones más importantes sobre Gloria Porras, es que supuestamente fue electa de forma irregular ya que la Embajada de Estados Unidos, por medio del ex embajador Todd Robinson, la apoyaron para ser seleccionada y ocupar la magistratura en la CC.

La segunda objeción es por aprobar y promover el llamado bono “revolucionario” destinado a todos los trabajadores de la CC en 2015. Otras acciones contra Porras vinieron de la entidad Guatemala Inmortal y del Movimiento Cívico Nacional (MCN).

Guatemala Inmortal considera que Porras no es apta para el cargo porque se “autoamparó” en proceso legales en su contra. Esta entidad promovió dos antejuicios contra la magistrada, actual presidenta de la CC.

El MCN cuestiona la actitud tomada por Porras al exponer la salud del exmagistrado Nefaty Aldana. La familia de Aldana pidió declarar la cesantía del funcionario para atender su padecimiento y recibir recursos que le permitieran sufragar gastos.

Pero Porras pretendió extender el permiso de Aldana para que, aún imposibilitado, no dejara vacante la magistratura. Con ello, Porras, supuestamente, pretendía evitar que llegara a la Corte alguien no afín a su pensamiento y acciones.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *