El Salvador incrementará el salario mínimo a partir de agosto

Para Mi Gente Informa, Germán Romero de El Salvador

El 1 de julio pasado el Presidente de la República Nayib Bukele, despertó a los salvadoreños con la noticia de una propuesta de incremento al salario mínimo a partir del mes de agosto. La misma tomó a todos, especialmente a los sectores empresariales por sorpresa, ya que una semana atrás, las diputadas de la fracción del FMLN en la Asamblea Legislativa, Dina Argueta y Anabel Belloso, propusieron abordar el tema y que se reformara la ley del salario mínimo para que se revise cada dos año y no cada tres como se hace actualmente.

El mandatario anunció la propuesta de incrementar un 20 % al salario mínimo que actualmente es de $304.17 en el sector comercio, servicio, industria e ingenios azucareros; $299.30 para el sector maquila, textil y confección; y $227.22 para recolección de caña y beneficios de café y $202.88, en el sector agrícola.

El anuncio también se dio justo el día en que el congreso de Estados Unidos, dio a conocer la lista Engel, en la que se incluyen a funcionarios de la actual administración señalados en supuestos actos de corrupción, muchos aseguran que el tema del salario mínimo fue una cortina de humo.

La propuesta fue enviada al Consejo del Salario Mínimo y en tiempo récord, un día después de anunciada, y sin ningún tipo de discusión la misma fue aprobada de forma rápida, por lo que a partir del mes de agosto las tablas de salario mínimo en los diferentes sectores quedan de la siguiente forma:

Para el sector comercio, servicio, industria e ingenios azucareros el nuevo salario mínimo será de $365.00; para el sector maquila, textil y confección $359.16; para recolección de caña y beneficios de café $272.66 y $243.46 para el sector agrícola.

Subsidio para las empresas

A la par del anuncio del incremento en los salarios el gobierno se dispuso a buscar alternativas para apoyar a diferentes sectores, especialmente el de la micro y pequeña empresa para soportar el incremento durante un año, por lo que se anunció que con un fondo de $100 millones se apoyará a este rubro empresarial.

La idea es que durante este año las micro y pequeñas empresas puedan pagar el incremento al salario mínimo, sin embargo en su momento el Ministro de Hacienda Alejandro Zelaya, dijo que estaban buscando la forma de financiar este fondo.

¿Qué pasará después de ese año?

Esa es la pregunta que se hacen los diferentes sectores empresariales del país ante el incremento, uno de los rubros que menos oportunidad ve en esta medida es el agricultor, para el presidente de la Cámara Salvadoreña de Pequeños y Medianos Productores Agrícolas CAMPO, dijo que el sector no puede soportar este incremento y lo consideró un “Tiro de gracia” de parte del Gobierno.

Durante la pandemia el Gobierno ha priorizado la importación de alimentos, lo que ha provocado pérdidas para los agricultores locales que no lograron comercializar sus productos, ellos informaron en su momento que el país podía hacer frente a la entrega de alimentos para los hogares con la producción de granos local, pero el Gobierno decidió traer todo el producto de México.

En tanto el director ejecutivo de la Cámara de Comercio de El Salvador, Federico Hernández, dijo que este aumento al salario mínimo se ha hecho de forma improvisada y que afectará a los sectores empresariales que vienen de una recesión económica derivada de la pandemia del Covid-19.

“En este momento, lo que vas a tener en el mediano plazo son impactos negativos. Sin ninguna duda”, dijo el director de la Camarasal en una entrevista para canal 21 de El Salvador.

Las empresas en El Salvador aún no se recuperan del impacto generado por el cierre de la economía durante el año pasado por la pandemia, por lo que los representantes empresariales consideran que el aumento traerá más problemas que beneficios.

La carestía en los productos de la canasta básica

El Salvador viene arrastrando una tendencia de alzas en precios de los productos de la canasta básica, esto por el aumento constante que han tenido los precios de los combustibles en el país desde inicios del año. Sumado a ello, el solo anuncio del aumento al salario mínimo genera especulación y precios más caros en el país.

Ante ello la Defensoría del Consumidor, activo a todos sus equipos a escala nacional para supervisar que no se realicen incrementos de precios, especialmente en los granos básicos, frutas y verduras y medicamentos, por lo que han desarrollado jornadas en establecimientos que comercializan estos productos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *