CONMOCION Y REPUDIO TRAS SECUESTRO Y ASESINATO DE MENOR EN PETÉN

Por Jari Chan, para Mi Gente Informa

Consternación y dolor ha causado el secuestro y posterior asesinato de Sharon Jasmine Figueroa Arriaza, de 8 años, cuyo cuerpo con señales de violencia fue localizado en un área boscosa de Melchor de Mencos, Petén. Hecho por el cual está detenida Sonia Esperanza González Cho, quien presuntamente confesó haber dado muerte a la niña.    

La vida de Sharon Jasmine Figueroa Arriaza, de 8 años, fue arrebatada de manera violenta, acción que ha causado repudio a nivel nacional, ya que la violencia contra menores de edad en el país ha aumentado desmedidamente ante la inoperancia del Estado.

El hecho ocurrió al medio día del pasado 9 de febrero, según la abuela cuando la menor estaba montando bicicleta alrededor de su casa. Los familiares alertaron la desaparición y las autoridades activaron rápidamente la Alerta Alba-Kenneth. En la comunidad centenares de vecinos se unieron a la búsqueda.

Simultáneamente, Paola Azucena Arriaza, mamá de Sharon, recibió una nota realizada con recortes de prensa que decía: “Si seguís de chismosa te va a pasar lo mismo”, probablemente del autor de secuestro y asesinato, o una broma de mal gusto.  Horas después localizaron prendas de vestir y la bicicleta de la niña.

Familiares, amigos y vecinos de Sharon Jasmine, acompañados por autoridades de La Ceibita, Melchor de Mencos, Petén, organizaron grupos de búsqueda, lamentablemente encontraron el cuerpo de la menor sin vida y con señales de violencia. Simultáneamente, la mamá de Sharon recibió amenazas y una nota, posiblemente de autor del hecho.

Familia esperaba lo peor

Fue hasta el 10 de febrero, cuando vecinos y autoridades localizaron el cadáver de la menor a unos 500 metros de una escuela abandonada en el caserío Camalote del municipio de Melchor de Mencos. Mientras tanto, fiscales del Ministerio Público, MP,  comandaron cuatro allanamientos en sectores cercanos al lugar donde desapareció.

Se capturó a  Sonia Esperanza González Cho, inicialmente por el delito de posesión de drogas para el consumo, que se hallaban en el interior del domicilio. Pero fueron localizados indicios que podrían vincular a la detenida con la desaparición de la niña, oficializó posteriormente el MP. Sin embargo, González Cho confesó haber sido la autora del crimen.

En el inmueble de González Cho se localizó una mochila con marihuana, puros con tabaco y algunas artes satánicas. Las autoridades manejan varias hipótesis sobre el hecho, se habla de problemas personales, trata de personas o brujería, situaciones que se están investigando

Sepelio lleno de dolor

Los restos de Sharon Jasmine fueron llevados a su vivienda en la comunidad Ceibita, Melchor de Mencos, Petén. Familiares y vecinos mostraron el dolor e indignación sobre el inexplicable hecho.

Familiares de la menor desconsolados por el aberrante crimen exigen justicia, autoridades del país reportan que hasta el momento se han realizado cuatro allanamientos, encontrando varios indicios del crimen en uno de ellos, donde fue detenida Sonia Esperanza González Cho, quien confesó haber matado a Sharon Jasmine Figueroa Arriaza.

El ataúd llegó a la vivienda en donde sus familiares esperaban llegada del cuerpo de Sharon Jasmine.  Estaban acompaños por decenas de personas, todos aseguraban no comprender las razones de tan atroz crimen contra una menor.

Paola Azucena Arriaza lloraba desconsolada encima del ataúd y expreso: “Me duele ver que mi hija ya no está conmigo, pero si esto va a servir para librar a otras niñas que se haga justicia y que sea el último caso que se mire para que no sufra nadie más”.   El sepelio se realizó el jueves 11 de febrero, a las 16:00 horas.

Violencia contra menores en aumento

Guatemala es uno de los países con más altos índices de violencia contra menores en el mundo (sexual, homicidios, secuestros, desapariciones) aunado a esto, es uno de las naciones con las tasas más bajas de resoluciones de casos.

Guatemala es un país con uno de los índices más altos de violencia contra menores en el mundo, y además reporta una de las tazas más bajas en resolución de casos. Convirtiendo en un lugar de terror para la vida de los niños.

Asociaciones de derechos humanos han reportado que, desde finales del 2020 e inicios del 2021, los casos de homicidios contra menores han aumentado considerablemente, datos que se pueden confirmar al comparar las alertas Alba-Kenneth con años anteriores.

Para especialistas en temas de seguridad  los casos están en aumento, debido a que diversas redes de explotación sexual infantil operan en Guatemala, además de que existe una cultura de abuso y explotación contra la seguridad de los menores.

Los guatemaltecos claman y exigen  dar con los responsables de tan aberrante crimen que cortó la vida de una niña inocente que empezaba a vivir. Las redes sociales no dejen de solicitar el mayor castigo para los autores del deplorable hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *