Centroamericanos piden por el TPS frente al Congreso en Estados Unidos

Los tepesianos esperan que la próxima semana cuando se retomen las discusiones del Dream y el Promise Act, los congresistas logren el consenso y se apruebe la ley.

Beneficiarios del Estatus de Protección Temporal, conocido como TPS por sus siglas en inglés, junto a sus hijos nacidos en Estados Unidos protestaron y pidieron frente al Congreso, en Washington por la aprobación de una ley que les permita obtener la residencia permanente en el país.

“Queremos que el Congreso apruebe la ley o una reforma que nos permita solucionar nuestro problema. Vivimos en la incertidumbre debido a todo esto, no queremos regresar a nuestros países porque tenemos nuestra vida hecha y a nuestras familias aquí en Estados Unidos”, dijo Blanca, una de las beneficiarias del programa.

El TPS, que beneficia a más de 250 mil inmigrantes de Honduras, El Salvador, Nicaragua y otros nueve países, fue cancelado en 2017 por el expresidente Donald Trump, en medio de su agenda antiinmigrante. Por ahora, este beneficio migratorio para los centroamericanos está vigente hasta octubre de este año.

Durante su protesta pacífica frente al Congreso estadounidense, los tepesianos, como se les conoce a este grupo, pidieron a los senadores por la aprobación de una de las tres propuestas de ley que están ya en sus manos.

En marzo pasado la Cámara de Representantes aprobó pasar al Congreso el Dream y Promise Act, dos iniciativas de ley que permitirían que los inmigrantes amparados al TPS y al programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia, conocido como DACA, puedan obtener la residencia y la ciudadanía estadounidense.

Tanto los tepesianos, como los dreamers, como se les conoce a los amparados en DACA, son inmigrantes que tienen más de diez años de residir en Estados Unidos y gracias a estos programas han obtenido permisos de trabajo y han podido continuar sus estudios universitarios o abrir negocios.

Después del triunfo de Trump en 2016, los tepesianos se organizaron y crearon la Alianza Nacional TPS que se ha encargado desde entonces, de hacer el cabildeo con congresistas, senadores y políticos del país. Además, mediante las actividades que han realizado lograron poner el tema en la agenda del país.

El grupo viajó por todo Estados Unidos para que la gente, especialmente los angloamericanos supieran que los tepesianos y los dreamers aportan alrededor de 5.5 mil millones de dólares cada año en impuestos para el país y también contribuyen a la economía y a la creación de empleos en muchos estados de la nación norteamericana.

El presidente Joe Biden prometió durante la campaña previa a las elecciones presidenciales apoyar las iniciativas que ya estaban en el Congreso; pero también prometió trabajar para que se apruebe una reforma migratoria que permita que más de 11 millones de inmigrantes que viven sin un estatus migratorio en Estados Unidos puedan regularizar su situación.

En las primeras horas de haber asumido su gestión Biden envió una propuesta de ley al Congreso para promover la reforma migratoria; sin embargo, el documento no ha pasado a las discusiones y por ahora, no hay un consenso que indique que los republicanos quieran apoyar la ley.

Los tepesianos esperan que la próxima semana cuando se retomen las discusiones del Dream y el Promise Act, los congresistas logren el consenso y se apruebe la ley. Pero, esta propuesta solo beneficiaría a los inmigrantes amparados al TPS, DACA y a algunos trabajadores del sector agrícola, que son parte de los grupos de respuesta a la pandemia.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *